Te estás por graduar de la universidad y no sabes como va a ser tu  futuro laboral, con la cantidad de gente sin trabajo, otras personas con trabajos informales, profesionales trabajando en empleos que no tienen nada que ver con el título logrado con tanto esfuerzo y durante tantos años ¿Cómo voy a conseguir un buen trabajo?

En este post no voy a decirte como  llevar un currículo, ni como enfrentar entrevistas laborales, porque a mí no me funcionó nada de eso y te digo que seguí todas las reglas que hay que seguir y nunca me funcionó, nadie me llamó para contratarme.

Así que según mi experiencia siempre me ocupé de generar trabajo para asegurarme un ingreso de dinero; finalmente, me ayudó a crear muchos mas ingresos de dinero y empresas, en las que trabajando doy trabajo a otras personas.

Aquí va la historia que te quiero contar…

Siendo yo muy joven y recién graduado de  la universidad, con el título abogado, me encontré con la realidad de no tener trabajo y de no pasar las extensas entrevistas laborales a las que me sometí.

Todas ellas con la misma respuesta de todos los empleados de recursos humanos que me entrevistaron me dijeron: “Sos muy joven y capaz, pero para este puesto, necesitamos una persona con experiencia y vos no la tenes”.

La sensación de no ser el elegido una y otra vez, me generaba un estrés desesperante y una frustración inmensa.

Pero no me dí por vencido, ni aún vencido…

Como soy muy capaz me puse a pensar que hacer e idee un plan que me sirvió y mucho para iniciarme en este competitivo mundo laboral, al que me enfrentaba sin experiencia alguna.

Hice una lista de estudios de abogados la mayoría eran estudios jurídicos de amigos de algún conocido o referidos de amigos de los amigos de alguien, la mayoría no eran estudios grandes y algunos eran abogados que trabajaban solos y estaban atestados de trabajo y con muchas causas que no podían atender por diferentes motivos, eso lo entendí bien luego de pedir y tener una entrevista con varios abogados de mi ciudad y alrededores.

Las Propuestas:

Entonces cuando tuve la oportunidad de hablarles, les hice mi propuesta que fue directa y honesta. Les propuse que yo podía encargarme de sacar las causas adelante y dividiríamos las ganancias.

A algunos no les pareció nada bien, pero a otros sí y a otros incluso les compré el trabajo, pagué por que me cedieran esos expedientes; a decir verdad la mayoría eran causas penales, pero no importaba y así me encontré con un montón de trabajo que yo podía hacer para ganar dinero y experiencia.

Podría hablar mucho sobre ese tiempo de mis comienzos como abogado, pero me voy a centrar en la idea de buscar el trabajo generándolo uno mismo.

Y ser una persona independiente sin jefes, cosas que antes yo nunca había pensado, yo solo quería pertenecer a una gran empresa y decir yo trabajo ahí, la idea de ser empresario, hasta este momento nunca se me había cruzado por la cabeza.

A medida que iba pasando el tiempo yo iba forjando mi personalidad como profesional ganando el respeto de mis colegas y haciendo relaciones con distintas personas.

Después de un largo tiempo y muchísimo trabajo, teniendo yo mi cartera de clientes prácticamente armada, empecé a delegar trabajo.

Contratando abogados recién graduados, les prestaba mis oficinas y ellos atendían clientes para mí, es muy agradable trabajar así, es un motor de energía trabajar en equipo y si es mí equipo ¡mucho mejor!

Así fui creciendo en ganancias y profesión.

Hoy:

Además de mi estudio jurídico liderando mi equipo de abogados, también estoy incursionando en otros negocios.

Tengo una agencia de seguridad y vigilancia, como me apasiona el Fung Fu soy el dueño de una de las mas populares escuelas de artes marciales a la que asisten niños y adolescentes en distintas categorías y horarios, empleo ahí maestros de distintas especialidades en artes marciales.

De verdad espero poder ayudarte a ver un poco mas allá de ser un empleado, no sé cual será tu profesión, tu título universitario.

Pero estoy seguro que mi historia te puede dar una idea o muchas ideas de como salir adelante sin depender de un recibo de sueldo, donde puedes recurrir a tu esfuerzo, capacidades y tus propios recursos, para salir adelante con éxito.

La libertad de ser independiente, la facultad de ser vos mismo.

¿Qué te pareció este post? Déjame un comentario